La ciudad portuaria está bajo control ruso desde hace casi un mes. Las autoridades rusas indicaron en repetidas ocasiones que, a al menos una parte de los prisioneros, no los consideran soldados sino combatientes neonazis.

Por