José Alberto Castillo y Tobías Barrios fueron condenados por amenazas coactivas, daño calificado y portación ilegal de armas. El ataque ocurrió en 2018 y habría sido instigado por el líder de la banda, Ariel “Guille” Cantero.

Por