En la última jornada, Perú y Chile registraron récord de infecciones diarias, mientras que Uruguay reportó su máximo de muertes, situación que llevó a multiplicar las medidas para frenar la propagación del virus, que tiene como epicentro regional a Brasil, cuna de la variante de Manaos.

Por