El pedido lo realizó Hernán Rausch, una de las víctimas y primer denunciante del cura Justo José Ilarraz, condenado a 25 años de cárcel por corrupción de menores en Paraná.

Por