Aung San Suu Kyi, detenida tras el golpe de Estado en el país del sudeste asiático, comparece un día después de que la enviada de la ONU advirtiera riesgo de “guerra civil”.

Por