Acompañado de su armónica, el cantautor entonó “Solo le pido a Dios”, una de sus canciones más emblemáticas, que compuso en 1978 para denunciar y concientizar sobre el horror de las guerras y las injusticias sociales.

Por