El film, protagonizado por la inglesa Carey Mulligan, llega a las salas locales en medio de una temporada de premios también signada por la presencia de mujeres directoras en sus nominaciones.

Por