El Presidente recorrió la refinería de la empresa Raízen, donde mantuvo una reunión de trabajo con las autoridades de la firma y participó de la inauguración de una planta de propelentes, que demandó una inversión de ocho millones de dólares.

Por