Según el Ministerio de Salud bonaerense, “el beneficio de contar con un sistema público y único nos permite detectar y auditar cada caso”  y que no se trata de ninguna irregularidad y no representa ningún perjuicio ni ventaja para nadie.

Por