Para evitar la propagación de coronavirus en un momento que escalan los casos, los fieles celebrarán en casa y de acuerdo con las indicaciones de los obispos diocesanos para cada etapa. Seguirán los ritos por radio, televisión y las redes sociales.

Por