La policía arrestó a diez personas en la ciudad de Bristol durante una protesta. Boris Johnson defendió el accionar policial mientras un periodista denunció en Twitter que fue agredido sin razón. 

Por