El jefe de Gabinete de Ministros consideró, además, como “un acto de justicia social” que más de un millón 200 mil argentinos dejen de pagar ese gravamen, cuya reforma trata la Cámara de Diputados en una sesión especial.

Por