“Sabemos que es una escuela distinta a la que queremos, pero es lo que nos permite dar un regreso escalonado y sostenerlo”, sostuvo el ministro de Educación. Y aseguró como “buena señal” que solo el 1% de casos sospechosos en escuelas porteñas hayan dado positivo.

Por