Los ladrones también se llevaron 200.000 pesos, varias joyas y piedras preciosas. La primera hipótesis de los investigadores es que los atacantes tenían datos certeros de la existencia del dinero.

Por