Con la intención de debilitar el poder político del primer ministro, los partidos comenzaron conversaciones para un lograr consenso, aunque ninguno llegaría a los 61 escaños necesarios.

Por