El caso fue presentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se analice la responsabilidad del Estado argentino en relación a ese ataque ocurrido en 1994 y la situación de impunidad en la que se encuentra la causa judicial.

Por