Uno de ellos, de 79 años, se presentó a la comisaría y dijo: “Acabo de matar a mi esposa, le corté el cuello con un cuchillo”. El otro, de 87 años, asesinó a su concubina a golpes.

Por