Luego de una investigación realizada por el personal policial, se verificó que en el domicilio de Pieres al 500 existía un criadero con 362 aves que “eran criadas en estado de hacinamiento y sin las medidas de higiene necesarias”, informó un comunicado oficial de la fuerza.

Por