El joven Ahmad Al Aliwi Alissa es acusado de haber abierto fuego en el estacionamiento del supermercado King Soopers y dentro de la tienda, matando a diez personas, incluido un oficial de policía que llegó como respaldo.

Por