“No puedo pensar en nadie más calificado”, afirmó el presidente estadounidense a periodistas en una reunión en la Casa Blanca junto a la vicepresidente Kamala Harris.

Por