El partido Likud sería la primera fuerza  y obtendría entre 31 y 33 escaños, con estos resultados Benjamin Netanyahu podría aspirar a un sexto mandato si el partido de derecha nacionalista Yamina acepta integrar su coalición de Gobierno.

Por