Se trata de uno de los contribuyentes cuyo patrimonio personal supera los 200 millones de pesos. Argumentó que la erogación le origina una “manifiesta absorción de características inéditas”.

Por