“No lo mostraremos, tendrán que creer en nuestra palabra”, dijo el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, al señalar que al mandatario no le gusta “vacunarse delante de las cámaras”.

Por