Se trata de una propuesta para plantar 30.000 árboles en todo el territorio nacional, impulsada por organismos de derechos humanos en el marco de las iniciativas por el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia.

Por