El papa Francisco celebrará el Vía Crucis del denominado Viernes Santo, el 2 de abril, con una ceremonia reducida en la Plaza San Pedro y no frente al Coliseo Romano, como era habitual antes de la pandemia.

Por