Los italianos comenzaron una nueva semana bajo restricciones, con la remota esperanza de que el lunes próximo pueda haber una mejora, al menos hasta el fin de semana de Pascua, cuando volverá el rojo en todo el país, tal como prevé el decreto del premier Mario Draghi.

Por