La compañía argumentó que tenía retrasos de producción en sus fábricas europeas, pero los responsables del bloque no ocultan su indignación con AstraZeneca, que sí logró suministrar al Reino Unido todas las dosis prometidas.

Por