El terremoto se produjo en aguas del Pacífico, en la región de Miyagi, a una profundidad de 60 kilómetros. Miles de hogares recibieron órdenes de evacuar.

Por