Según afirmó en diálogo con Télam Maia Tarcic, una de sus protagonistas, la tira posee buenas cuotas de “sensibilidad y humor ácido que hacen que se le parezca mucho a la vida misma”.

Por