Se trata de Federico Llamas y Miguel Ángel Paz, respectivamente, quienes desde junio del año pasado quedaron procesados por el juez federal 2 de San Isidro, Lino Mirabelli, por infracción al artículo 205 del Código Penal.

Por