El fallo del máximo tribunal ratificó lo decidido por la Cámara en lo Civil y Comercial Federal cuando dispuso que la empresa demandada debía “arbitrar los medios para conservar los datos asociados al nombre” de la vicepresidenta.

Por