Se trata de la primera de dos iniciativas que apuntan a legalizar la situación irregular de unos 11 millones de personas, entre ellos 2,3 millones de estos “dreamers”.

Por InfoMDP