Las dos potencias tensaron aún más sus relaciones en una cumbre de funcionarios de alto rango que se lleva a cabo en Alaska, y en la que Washington advirtió que Beijing “amenaza el orden basado en reglas que garantiza la estabilidad global” y el gigante asiático advirtió con adoptar “acciones firmes” contra la “injerencia” de la potencia norteamericana.

Por InfoMDP