Mientras que médicos y enfermeras empezaban a convertirse en héroes, el Presidente anunciaba: “A partir de las cero horas de mañana, nadie puede moverse de su residencia, todos tienen que quedarse en sus casas, es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos”.

Por InfoMDP