Tras el regreso a las clases presenciales, este lunes se iniciará la segunda semana en la que alumnos de barrios ubicados en inmediaciones de las rutas 11, 2 y 88 que concurren a escuelas secundarias de Mar del Plata y distritos vecinos, deben pagar diariamente altas sumas a la empresa Costa Azul tras haberles quitado el boleto estudiantil por el cual exigen, desde 2019, gestiones a las autoridades municipales y provinciales. La de la familia de Laura, de Playa Serena, es solo una de las tantas historias de desesperación, desamparo y, también, destrato.

Sus hijos concurren a la Escuela Agrícola de Miramar y para ir hacia allí históricamente utilizaban los servicios de El Rápido del Sud, ahora a cargo de la empresa del polémico empresario Juan Inza, la única de media distancia entre los dos distritos.

Sin embargo, con la quita del boleto estudiantil en la mencionada línea y la falta de gestiones que solucionen la problemática antes del intempestivo regreso a clases presenciales, la familia deberá pagar 800 pesos diarios para acudir a la escuela, lo que se traduce en 16 mil pesos por mes.

Leer también:

“Mas allá de que uno tiene la decisión de dónde estudian sus hijos, es una escuela agraria donde estudian el campo, trabajan con animales. Es una elección porque de ahí salen con esa especialización, tienen siete años de estudio, un año más que cualquier secundario. Lo hacen por una elección, por una vocación. Mi hija quiere ser veterinaria y a mi hijo le gusta todo lo que tiene que ver con el campo”, relató Laura en diálogo con Qué digital.

La situación de los hijos de Laura es incluso más compleja porque, al llegar a Miramar, solían tomarse otro micro -del Rápido del Sud y ahora de Costa Azul, que une Miramar con Otamendi- para llegar a la escuela, ubicada sobre la Ruta Provincial 77. Sin embargo, ahora se toman un remís porque, sin boleto estudiantil, les sale más barato. Antes, incluso, había un micro escolar que solo pasaba a las 7 de la mañana y volvía a las 17, sin contemplar las veces que las y los alumnos entran más tarde o salen más temprano. “Algo así es lo que nos ofreció (Alejo) Supply, el subsecretario de Transporte de la Provincia, pero no nos sirve porque dejan chicos tirados en la ruta, sobre todo en la secundaria“, explicó.

“No puedo pagar esto. Tengo un gasto de 800 pesos diarios para que mis hijos vayan a la escuela. ¿Quién se aguanta eso? Y con trabajo intermitente porque a raíz de la pandemia terminamos todos con trabajo irregular, somos todas familias laburantes. Es imposible, inviable. Es como pagar la cuota de un colegio privado“, aseveró.

Además, habló del “maltrato” de funcionarios como Supply y Dante Galván, subsecretario de Movilidad Urbana de la Municipalidad, con quien se reunieron el viernes tras la protesta: “Nosotros entendemos que las rutas son provinciales y que no depende de ellos que el Costa Azul dé o no los pases, pero ellos lo que no entienden es que nosotras pedimos que nos respalden ante el reclamo. Sería lo que corresponde porque nosotros somos marplatenses. Pero nada de eso pasa”. En las comunicaciones con Supply sienten lo mismo: “Me preguntó dos veces por qué mis hijos no iban a un colegio más cerca de mi casa. Él no me puede venir a argumentar esto. Mis hijos están estudiando donde quieren especializarse“.

Mientras desde el Municipio no se involucran argumentando que se trata de un problema vinculado con una línea de carácter provincial, las gestiones realizadas hasta el momento desde la Provincia, además de los reproches a las mujeres por las manifestaciones realizadas, lejos están de responder a la necesidad imperante de las familias: sin plazos claros, solo se limitan a interceder con transportes escolares dependientes de la Dirección General de Cultura y Educación siempre y cuando cada escuela haga un censo de los chicos que concurren a ellas desde otros barrios o distritos. Mientras tanto, si pueden y hasta cuándo puedan, las familias pagan.

BOLETO ESTUDIANTIL EN LA EMPRESA COSTA AZUL

El conflicto se inició en 2019 cuando dieron de baja a la empresa El Rápido del Sud de los servicios que brindaba entre Mar del Plata y algunas localidades vecinas. Esos servicios eran utilizados por las familias de los barrios más alejados del centro para enviar a sus hijos e hijas a colegios de otros barrios o incluso otras localidades, con pases otorgados por la empresa.

Sin embargo, al tomar los recorridos que unen a la ciudad con localidades de la Ruta 11, 2 y 88, la empresa 12 de Octubre-Costa Azul se negó a otorgar esos pases, amparándose en que se trata de un servicio de media distancia, provincial, y que no tiene una normativa vigente que la obligue a ofrecerlo como sí ocurre en los de corta distancia.

En el medio, las familias tuvieron el cambio de autoridades a nivel nacional, provincial y municipal y, más allá de avances a principios de 2020, luego todo volvió a foja cero con la paralización que supuso la pandemia, por la cual además los estudiantes dejaron de concurrir a las escuelas.

Además, a la falta del boleto estudiantil, también se suma la falta de frecuencias ante los insuficientes servicios que implementó la empresa tras el reinicio de los servicios de media distancia, lo cual incluso hace que estudiantes queden varados por cumplimiento del aforo en las unidades.

El inicio del ciclo lectivo 2021, entonces, encuentra a estas familias prácticamente igual que en 2019, a pesar del tiempo transcurrido y las gestiones que exigieron durante todo este tiempo. Lo único que sí cambió es el poder adquisitivo de las familias que, en medio de la crisis, deberán pagar altísimas sumas a la empresa solo para que sus hijos e hijas puedan ir al colegio.

Él y su hermana son hijos de Laura , ambos van a la agraria donde se estudia y trabaja, se aprenden grandes valores ,…

Publicado por Autoconvocadxs por el boleto educativo en Sábado, 13 de marzo de 2021

La entrada El drama del boleto estudiantil en Costa Azul: $800 por día y un remís para ir a la escuela aparece primero en Noticias de Mar del Plata.

Por InfoMDP