A casi siete meses de ser uno de los primeros sectores en cerrar sus puertas a causa de la pandemia por el coronavirus, los empresarios de la nocturnidad de Playa Grande se reunieron con el fin de unir criterios a la hora de pensar cómo actuar de ahora en más, y con la mira puesta en la próxima temporada de verano.

Mediante un comunicado, los empresarios que formaron parte de una reunión señalaron que «la falta de respuestas, ideas y ayudas por parte de los Estados Municipales, Provinciales y Nacionales han provocado un gran deterioro en un sector que genera muchísimas fuentes de trabajo durante todo el año y del que dependen cientos de familias, que aguardan una muestra de empatía por parte de las autoridades, que a tan poco tiempo del verano continúan paralizados y sin reacción».

Motivados por esta falta de respuestas, los empresarios de las discotecas, bares y cervecerías de Playa Grande se juntaron para tratar de convenir un cronograma de trabajo en común y obtener alguna certeza «en este mar de incertidumbre que nos rodea, en un contexto de preocupación por el tiempo transcurrido y la disminución de los recursos para sostener las estructuras».

“En marzo, cuando todo era confusión, fuimos los primeros dispuestos en cerrar y sabemos que vamos a ser los últimos en abrir. Por eso es imperiosos que estemos en la mesa de trabajo con las autoridades de forma inmediata, para tomar decisiones en conjunto y desarrollar los protocolos pertinentes para el inicio de la actividad”, expresaron en forma conjunta.

Por InfoMDP